Por: Vania Dale / 13.11.2019

Actriz, activista, cantante y columnista ocasional. Lejos de ser una megaestrella de Hollywood, Zosia Mamet es de esas mujeres que representan un modelo fresco para las nuevas generaciones. Una estrella cercana.

Con un nombre tan poco común como su personalidad misma, la actriz estadounidense de raíces judías se ha ido haciendo un lugar en el sobrepoblado universo del cine y de la televisión. Zosia Mamet es más conocida por su papel en la archifamosa serie Girls en la que interpreta a Shoshanna Shapiro, una joven naïve y virginal con la que, según la propia actriz admite, no tiene prácticamente nada en común; pero también ha participado en series de la talla de Madmen, United States of Tara y, recientemente, en Tales of The City (la cuarta adaptación para TV del libro homónimo de Armistead Maupin) en la que Mamet da vida a la documentalista Claire Duncan, quien se enamora de Shawna, el personaje que encarna Ellen Page, por lo que se ha convertido —si es que no lo era ya— en una artista a seguir para la comunidad LGTBQI.

En la pantalla grande, mantiene una línea que podría considerarse aún más alternativa: Ha sido dirigida por el extraño y absolutamente genial Todd Solondz, y por David Robert Mitchell, conocido por su trabajo en la inusual película de terror It Follows. Hace poco, Zosia protagonizó The Boy Downstairs, una rom-com (comedia romántica) en la que interpreta a una joven neoyorquina que se muda, sin saberlo, al edificio en el que vive su ex, y en la que la actriz despliega todo ese humor de chica torpe que la caracteriza y que va tan bien con su cara expresiva, su frente estrecha y sus cejas pobladas.

De tal palo, tal astilla

Es hija de David Mamet, dramaturgo y director responsable nada más y nada menos que de los guiones de las películas Hannibal, The Untouchables y el clásico El cartero siempre llama dos veces; y de Lindsay Crouse, actriz nominada al Premio Oscar por Places in the Heart y destacada, sobre todo, en el teatro. Las carreras de ambos influyeron en ella, cómo no, pero David Mamet (Premio Pulitzer) es una de las figuras creativas más relevantes de los últimos 30 años; su visión aterrizada y desmitificadora sobre la actuación caló en su hija desde chica: 'Mi papá me dijo que la escuela de actuación era una tontería', contó en el show de Conan O’Brien. También le dijo que 'crear un personaje no tenía sentido, que solo tenía que aprenderme mis líneas, llegar a tiempo (al set) e irme a casa'. Y, por si fuera poco, la alentó a dejar la secundaria cuando se dio cuenta de que Zosia 'odiaba el colegio, era infeliz'.

En consecuencia, ella suele hacer las cosas a su manera. Como casarse en secreto y de negro (con un vestido de Givenchy que compró directamente del estante) con Evan Jonigkeit, el actor de X-Men. 'Nunca hubo una pizca de estrés o ansiedad al respecto porque ese día fue pura alegría y diversión casi infantil', contó Zosia sobre la ceremonia. Una actitud relajada que — para los menos escépticos— parecería extenderse hacia varios otros aspectos de su vida.

Zosia ha incursionado asimismo en la música; aunque, valgan verdades, sin mucho éxito. En el 2013 fue muy criticada por intentar recaudar más de US$30 mil dólares para el video musical de Cabin Sisters, un proyecto musical que inició con su hermana a través de Kickstarter; quedó mal que ellas (hijas de la buena fortuna) recurrieran a fondos ajenos, y llegaron a reunir poco más de US$2 mil dólares. Por otro lado, también es cantante de una banda llamada Chacha y basta decir que, al menos por el momento, la actuación es su fuerte.

Una girl

Zosia Mamet puede hacer divertida incluso una charla sobre disfunción de suelo pélvico, un problema que afecta principalmente a las mujeres. No, no es una alegoría. La actriz arma una especie de stand-up comedy mezclada con charla TED en la que cuenta cómo decenas de doctores —todos 'hombres blancos con credenciales', por supuesto— le decían que estaba loca, que no tenía ninguna enfermedad, y bromea acerca de cuánto deseaba tener una simple infección vaginal— 'Tanto como un niño desea un cachorro por Navidad'—, y cómo llegó finalmente a su vida la superdoctora que, 'con sus hermosas botas Balenciaga', la diagnosticó con éxito casi de inmediato.

No es la primera vez que Zosia hace un esfuerzo activo por exponer situaciones asociadas típicamente al universo femenino. Algunas otras muestras: El artículo que escribió y publicó en Refinery29 en el que cuenta que uno de sus exnovios se sentía dejado de lado por el hecho de que ella fuera una mujer ambiciosa que perseguía sus sueños; su incursión en War Child, una ONG que se dedica a ayudar a mujeres y niños en zonas de conflicto; o su columna en la edición de setiembre del 2014 de la revista Glamour, en la que relató su lucha contra un desorden alimentario y destacó el rol de su padre en esa batalla. 'Mi papá eventualmente me llevó a un tratamiento. Llegó a casa una noche, me tomó de los hombros y me dijo: ‘No tienes permiso para morirte’'.

Después de ver dónde está parada hoy en día su hija, seguramente David Mamet puede dormir tranquilo.

Recomendados

Personaje

Instagrammers de sexo

El sexo fuerte

Fotos: Hilda Melissa Holguín / Estilismo y dirección de arte:Adriana De Piérola / Maquillaje y peinado: Arenna Alva / Asistentes de estilismo: Julihño Risco y Flor Tacilla [+]

Editorial YOY

Pop de color

Deli Pop

Fotos: Iván Salinero / Asistentes de Foto: Diego Moreno y Abraham Medina / Dirección de arte y estilismo: Luis Carlos Leiva / Asistentes de estilismo: Jose Uzcategui y Miguel Alonso Sansoni / Maqui [+]

Editorial

Setiembre

Lima Gloom

Fotos: Juan Pablo Montalva / Asistentes de foto: Omar Rivas y Yuri Russo / Estilismo y dirección de arte: Andrea Salazar / Maquillaje: Paola Queirolo / Peinado: Winie Calvay / [+]

Suscripción newsletter

He leído, comprendo y acepto los términos y condiciones generales de uso y la política de privacidad, declarando ser mayor de edad.

Mensaje enviado