Por: Vania Dale / 05.03.2019
Recién comienza y ya el 2019 parece ser el año de Sandra Oh. La actriz canadiense de origen coreano ha ganado un Globo de Oro, un SAG, un Dorian y un Critic’s Choice Award por su papel en Killing Eve. Y va por más.

 

“No estoy fingiendo. Sé que el próximo año podría ser diferente, pero este momento es real, créanme. Veo a todas esas caras del cambio y también las va a ver el resto del mundo”. Así empezó Sandra Oh uno de sus monólogos en la última gala de los Golden Globes. Acompañada por Andy Samberg —su copresentador—, la actriz canadiense mostró su ilusión ante los cambios que se están produciendo lentamente en Hollywood. Mientras decía esas palabras, ciertamente esperanzadoras, Oh aún no sabía que ganaría el premio.

Si bien su consolidación como actriz se dio hace quince años cuando coprotagonizó Sideways en el 2004, dirigida por su entonces esposo Alexander Payne, fue recién ese domingo de enero del 2019, durante la premiación, que pudo celebrar públicamente con sus padres. Ambos estaban ahí, frente a ella, cuando Sandra recibió su segundo Globo de Oro, esta vez por su fantástico papel en la serie Killing Eve.

Sandra Miju Oh nació el 20 de julio de 1971 en el distrito de Nepean, Ottawa, en Canadá. Sus padres, los coreanos Joon- Soo Oh y Young-Nam Oh, vivían un cristianismo particularmente conservador que fungía de obstáculo para los sueños de  Sandra: ella quería ser actriz y bailarina; pero ellos, que tuviera una carrera más común y segura. Aunque recibió una beca completa para estudiar Periodismo, la futura estrella de Grey’s Anatomy optó por formarse —con su propio dinero— en ballet y actuación.

“Estoy feliz de que estén mis padres aquí”, comenzó la actriz al aceptar su Golden Globe por Mejor Actriz de Serie Dramática. Ellos fueron enfocados y miraron tímidamente a la cámara. Luego, en coreano, Oh dijo, visiblemente emocionada: “papá, mamá, los quiero”. Se había cerrado un círculo.

 

Cristina Yang, una pionera

La vida de Sandra Oh no sería la misma sin Cristina Yang, la talentosa, arrogante, individualista, brillante y entrañable cardiocirujana que interpretó la canadiense durante una década en Grey’s Anatomy, la exitosa serie de Shonda Rhimes que actualmente se encuentra en su decimoquinta temporada. Yang, la mejor amiga de la protagonista, Meredith Grey, se ganó rápidamente el cariño de los afiebrados fans de la serie médica por la complejidad de su personaje. Ya en la primera temporada, la doctora Yang, aún una interna en el hospital de Seattle Grace, decide abortar un hijo que había  concebido con el director de cirugía cardíaca del instituto sin decirle nada. Y es que Yang siempre puso en primer lugar su carrera, un mensaje que en el 2005 resultaba bastante vanguardista para la televisión estadounidense.

De ahí en adelante, fue imposible separar a Sandra Oh de Cristina Yang, un personaje que durante diez años invadió las pantallas del mundo una vez por semana. En el 2006, ganó su primer Golden Globe como Mejor Actriz de Reparto y también su primer SAG (Screen Actors Guild Award). En el 2009, su caracterización de Yang era nominada por quinta vez consecutiva en los Premios Emmy. Una década después, Oh decidió terminar su “relación” con Yang, alejarse de los sets de Grey’s Anatomy y empezar nuevos proyectos. Había pasado demasiado tiempo.

“Siento que di todo de mí creativamente, y me siento lista para dejar ir a Cristina. Es muy interesante interpretar a un personaje por tanto tiempo y tener también la sensación de que ella necesita ser liberada. Cristina necesitaba ser liberada, y estoy lista para liberarla”, dijo Yang en una entrevista cuando dejó la serie, en el 2014. Si bien los fans de la serie de Shonda sueñan con un regreso de la cardiocirujana estrella, Oh lo ha negado rotundamente.

 

Killing Eve, otro trampolín

Después de Grey’s Anatomy, Sandra participó en varias series y algunos proyectos fílmicos como actriz de reparto. También coprodujo Window Horses, una película animada sobre una poeta canadiense, pero fue en Killing Eve que recuperó su imagen global. De hecho, en el 2018, Oh se convirtió en la primera mujer de origen asiático en ser nominada en la categoría de Mejor Actriz Principal en un Drama Televisivo en los Emmys de ese año. Creada por Phoebe Waller-Bridge y basada en la saga literaria Codename Villanelle de Luje Jennings, Killing Eve cuentala historia de Eve Polastri (Sandra Oh), una oficial del MI5 del Reino Unido que comienza a investigar y rastrear a Villanelle (Jodie Comer), una asesina a sueldo. Conforme la detective se acerca a la asesina, se empieza a desarrollar una relación obsesiva entre ambas.

El personaje de Eve en este drama con matices cómicos es complejo y desafiante, y, en ese sentido comparable con el de Cristina Yang. Pero Killing Eve no es solo una gran serie, sino que es un proyecto “sobre mujeres”, como bien dijo Sandra. “Estamos tratando de mover la aguja de manera que haya un punto de vista más femenino, un sistema en el que más mujeres estén en el poder, en el que las personas que ves en la pantalla sean principalmente mujeres. Siempre ha sido parte de mi deseo aumentar la diversidad de todas las formas posibles. Y espero expandir eso”, señaló la actriz a Variety.

Además de ser una feminista confesa y una activista ejemplar, Oh se encuentra a sí misma mediante el vipassana, una forma budista de meditación. “La idea es que el subconsciente se manifieste también en los estados de consciencia. Me ayuda a actuar y a estar a la altura de mi potencial”, afirma. Claramente, la meditación ha funcionado muy bien para la actriz, que actualmente se encuentra grabando, junto al gran J. K Simmons, la serie animada Invencible, que llegará a las pantallas el próximo año.

Con tan desbordante talento, es muy probable que Sandra Oh, única, irrepetible, transgresora y talentosa, deba hacer lugar en su repisa de premios para más estatuillas. Después de todo, el año recién ha empezado. Y de qué manera…

Recomendados

El país de las mujeres
Historia
Peruanas célebres

El país de las mujeres

El Día Internacional de la Mujer se creó en honor a la lucha por los derechos de la mujer, el sufragio femenino y la igualdad de condiciones laborales, que muchas[+]

El káiser de la moda
Red Carpet
Karl Lagerfeld (1933 – 2019)

El káiser de la moda

Con la muerte de Karl Lagerfeld termina una era. La suya era una creatividad extraordinariamente prolífica. Fue director creativo de Fendi desde 1965 y de Chanel desde 1983. Mantuvo vigente[+]

Relacionados

Querer y retener
Esenciales
Daniel Huby

Querer y retener

El director comercial de Escudo escogió objetos en los que reconoce a gente querida: regalos importantes o piezas de amigos artistas con valor que es también sentimental.
Casaca del[+]

Una nueva sensación
Wellness
ASMR

Una nueva sensación

Los videos ASMR y sus extrañas experiencias sensoriales son una tendencia que promete combatir la ansiedad de la época.

Los millennials somos hijos de la tecnología, la[+]

Encanto campestre
Gourmet
El jardín

Encanto campestre

Con el cambio de temporada, cambian los planes. Salir de Lima en busca de buen clima, naturaleza y comida se hace parte de los fines de[+]

Una feliz madurez
Estilo
El cuarto del bebé

Una feliz madurez

Hace rato que el cuarto del nuevo integrante de la familia dejó de ser una isla color pastel en el hogar. Ser bebé es una ocupación muy sencilla, pero necesita[+]

Nuevo mundo
Flashes
Aniversario

Nuevo mundo

Revista J estuvo presente en la celebración del aniversario de Nuevo Mundo, el jueves de 9 de mayo en la casa García Alvarado.[+]

Habitar su mundo
It
Lucía Coz

Habitar su mundo

La ilustradora, grabadora y muralista Lucía Coz se mueve en un yin yang creativo, apasionado, pero con la cuota necesaria de realidad y lucidez.
 [+]

Suscripción newsletter