Por: Vania Dale / 03.06.2019
Después del éxito rotundo de la película del 2017 Call Me by Your Name, Timothée Chalamet se ha convertido en uno de los actores más buscados de Hollywood; de paso, está redefiniendo los patrones de belleza masculina.

Probablemente si alguien le hubiera dicho a Timothée Chalamet, mientras paseaba con sus amigos adolescentes por las calles de Brooklyn, que a los 23 años ya habría sido dirigido por Christopher Nolan, Woody Allen y Dennis Villeneuve, hubiera soltado una carcajada. La carrera de este chico de padre francés y madre estadounidense no fue, en sus inicios, demasiado distinta de la de cualquier actor prometedor: un poco de teatro, papeles pequeños en el cine, unas cuantas sesiones fotográficas…

Pero Timothée tenía algo diferente. Su perfil estilizado, su mirada penetrante y su sonrisa de lado, además de su evidente talento para la actuación, lo convertían en una especie de diamante en bruto para la industria del cine, una joya que ni siquiera necesitaba ser demasiado pulida. Lo demostró largamente en Call Me by Your Name, la cinta de Luca Guadagnino en la que interpretó con inquietante sensualidad a un adolescente que protagoniza una historia de amor con el asistente de su padre, un hombre mayor que él, y por la que fue nominado al premio Oscar.

Esa fue la carta de presentación de Timothée para el mundo, más allá de su pequeño papel en Interstellar (2014); luego, llegaría su participación en la elogiada Lady Bird (2017). Sin embargo, nada de esto sirve para explicar cabalmente el fenómeno en el que se ha convertido Chalamet, uno de los actores más buscados por los directores top de Hollywood.

Icono de una generación
Quizá su éxito tenga más que ver con lo que representa para su tiempo, que con su inmenso talento. Timothée forma parte de una generación que aún se está descubriendo, conformada no solo por nativos digitales —como los que nacieron a partir de mediados de los noventa—, sino por personas cuyas esferas sociales han sido marcadas (y prácticamente moldeadas) por sus presencias en las redes sociales. Y no solo eso: se trata también de una generación que ha nacido y crecerá en medio del pesimismo global, justificado plenamente porque nos hemos dado cuenta –un poco tarde, por cierto– de que estamos destruyendo el mundo en el que vivimos y que no parece haber marcha atrás.

Lo genial de Timothée es que a diferencia de la mayoría de sus contemporáneos está plenamente consciente del lugar que ocupa en el mundo. A sus 23 años, en vez de obnubilarse con las luces de los flashes, y las fiestas y las alfombras rojas —en las que, por supuesto, siempre destaca por la casi enervante naturalidad de su belleza—, el actor joven más buscado de Hollywood se toma el tiempo para detenerse, pensar y, sobre todo, para pensarse.

En una entrevista hecha por el músico Harry Styles para la revista i-D de Vice, Chalamet deja reflexiones inteligentes y profundas, dignas de alguien que ha pasado tiempo analizando el mundo y a sí mismo, de alguien que se toma un respiro para conversar, preguntar y meditar. “¿Sientes la presión de ser político en estos tiempos?”, le pregunta Styles, a lo que Chalamet responde: “No sé si es una presión, pero sí es una responsabilidad. Estaba hablando de eso con Steve Carell (con quien filmó Bad Boy) sobre cómo se sentía una complacencia generalizada en las generaciones anteriores a la mía, que se apoyaba en la idea de que todo estaba e iba a salir bien. La gente de mi edad está mucho más comprometida, y creo que eso es algo bueno”.

Aunque hay un tema sobre el que Timothée no habla. El actor ha protagonizado A Rainy Day in New York, la más reciente cinta de Woody Allen producida por Amazon, pero por motivos que ya conocemos (las acusaciones de abuso sexual que pesan desde hace años sobre el director), la productora estadounidense mantiene la cinta guardada sin fecha de estreno. Su publicista no lo deja hablar sobre el tema, aun cuando no sería raro que el joven neoyorquino tuviera una postura clara al respecto.

Mientras tanto Chalamet se encuentra grabando Dune, película basada en la novela de ciencia ficción homónima del año 1965, dirigida por Denis Villeneuve. El filme tendrá dos partes y buscará superar la adaptación de David Lynch (1984) y el fracasado intento de Alejandro Jodorowsky de llevarla al cine. Este año se estrenará Little Women, la cinta de Greta Gerwig basada en la entrañable novela homónima de 1868, en la que actuará Chalamet. Finalmente, Timothée ya prepara The French Dispatch, película dirigida por Wes Anderson —uno de sus directores favoritos— que se estrenará el próximo año y en la que compartirá pantalla con actores de la talla de Bill Murray, Benicio del Toro y Frances McDormand.

Anderson es, de hecho, uno de los realizadores de culto para un par de generaciones —la de los millennials, en primer lugar, y la de los Chalamet, en segundo— que rompe, en casi todas sus cintas, los límites de la masculinidad como la entendíamos. Y Timothée quizá sea el símbolo actual de una masculinidad frágil, puesta en cuestión, pero no por eso —o por el contrario, quizá por eso mismo— menos atractiva y resplandeciente. “No hay una noción específica, una talla de pantalones, una camiseta pegada o una afectación que debas tener para ser masculino. Es excitante. Es un mundo nuevo y desafiante. Tal vez es por las redes sociales, o quién mierda sabe por qué, pero hay una ilusión real en nuestra generación de hacer las cosas de otra forma”, dice Chalamet al respecto.

Si es que el futuro del cine está en manos de jóvenes talentosos y conscientes como él, como parece indicarnos la industria, y si es que Timothée sigue madurando a este ritmo vertiginoso, entonces estamos en buenas manos.

Recomendados

Acto reflejo
Editorial
Junio

Acto reflejo

Viceversa. Estructura y poder como tendencia. Lo andrógino al siguiente nivel.
 [+]

La madurez del cocinero
Personaje
Ricardo Martins

La madurez del cocinero

El chef de moda quiere mirar lejos de ella. Desde Siete, su restaurante, Ricardo Martins busca crear un ambiente que deja de lado la extravagancia para dar paso a los[+]

Tú me camelas
Radar
Rosalía

Tú me camelas

En poco más de un año, la española se ha convertido en un fenómeno de talla mundial. Ha roto varios récords de ventas y se ha ganado el respeto y[+]

Relacionados

De buen comer
Gourmet
Comida saludable

De buen comer

Comer rico y comer bien se encuentran en una misma mesa. Aquí, cuatro opciones que lo demuestran con conciencia, creatividad y sobre todo sabor.
 
1. Quinoa Café
Un[+]

Victoria’s Secret
Flashes
Nueva tienda

Victoria’s Secret

Revista J estuvo presente en la inauguración de la nueva tienda de Victoria’s Secret en el Jockey Plaza.[+]

YOY Lima Box Park
Flashes
New Opening

YOY Lima Box Park

El sábado 10 de Agosto, revista j estuvo presente en la inauguración de YOY Lima Box Park,la primera plaza de experiencias y gastronomía del Perú. 
 [+]

Isolina
Flashes
Aniversario

Isolina

Isolina Taberna Peruana celebró su cuarto aniversario.
 [+]

Secretos de familia al descubierto
Actualidad
Elvis Presley y Michael Jackson

Secretos de familia al descubierto

Lisa Marie Presley, hija del rey del rock y exesposa del intérprete de “Thriller”, revelará detalles insospechados de la vida de los astros de la música.
 
Aunque las[+]

Herederas de la pasarela
Actualidad
Todo queda en familia

Herederas de la pasarela

Una nueva generación de modelos pisa fuerte en el terreno de la moda. Ellas cargan en sus espaldas un importante legado para la industria y hoy son las elegidas para[+]

Suscripción newsletter